Vamos a hacer una selección de abrigos imprescindibles para tu armario, así será mucho más sencillo tomar la mejor opción a la hora de combinar la prenda de abrigo con tu look.

  • Clásico camel

Se trata del típico abrigo que te dura mucho años y al que das un gran uso. Es el rey de los abrigos imprescindibles para tu armario. Cuando no sepas con qué acertar o qué te queda mejor, el abrigo camel siempre es una apuesta segura, ya que combina con cualquier color y prenda que lleves ese día.

 

  • Marinero

Se trata de un abrigo casual, relajado y muy favorecedor. Se trata del abrigo perfecto para dar un toque más informal a tu look sin necesidad de usar una prenda deportiva. Es una prenda fresca, juvenil y femenina con un aire francés que lo hace muy apetecible.

 

  • Cuadros

Este estampado recuerda inevitablemente a un estilo muy british, lo que se traduce en garantía de éxito. Se trata de la opción más tradicional y con más solera de esta lista, aquí precisamente es donde reside su especial encanto, además si se mezcla con prendas más modernas el efecto es muy chic y divertido.

 

  • Maculino

Se trata de una prenda de silueta amplia y envolvente con colores neutros. Es el abrigo perfecto para jugar con las capas y las superposiciones para alcanzar el look ideal.

 

  • Doble faz

Se trata de un abrigo fabricado de ante por fuera y borrego por dentro con un inconfundible color tabaco. Se trata del que más abriga de toda la lista y el más atemporal, así que si las temperaturas son realmente bajas, te recomiendo que eches mano de tu abrigo de doble faz.

 

  • Pelo

Es festivo y glamuroso aunque también fresco cuando posee colores llamativos y alegres. En estos últimos años, las versiones sintéticas están ganando terreno en este sector debido a su versatilidad y por supuesto a que son mucho más ecológicas.

 

  • Rosa candy

Se trata de una prenda un poco extravagante, pero conviene tenerla en el armario para esos días que te apetece resaltar un poco más tu look.

 

Estos son los abrigos imprescindibles para tu armario, a partir de aquí tú decides cómo quieres combinarlos.