Los he visto en muchos sitios de internet, pero recién están llegando a Chile: son los Violent Lips (Labios Violentos). Si no has oído hablar de ellos, pero te has fijado en la decoración de los labios de Lady Gaga, ya sabrás de lo que hablo.

Los Violent Lips son toda una moda aquí y en la quebrada del ají. Son muy chic, y no dejan indiferente a nadie. No se trata de un labial, sino de un tatuaje temporal para labios. O sea, son como las calcomanías que venían antes en las papas fritas y en los chicles: los recortas con la forma de tus labios, los transfieres ahí mismo con un algodón con agua, y listo. Se adhieren muy bien y han sido dermatológicamente testeados.

Los diseños de los tatuajes para labios son enormemente llamativos: los hay lisos y utra brillantes, con palabras, diseño animal print, polka dot y denim, entre otros. Variedad hay de sobra para llamar la atención en alguna fiesta (disfraces, año nuevo, halloween, etc.) o quizás para defender alguna causa social.

Una vez que has aplicado el tatoo en tus labios, puedes comer, beber líquido o besar tranquilamente (ojo con el tipo de beso), porque duran hasta ocho horas. Y, si quieres removerlo rápidamente, puedes hacerlo con alguna loción desmaquillante o aceite de bebé.